Presentación

 

 

Simulador irreal contiene resúmenes de libros y fragmentos de relatos sobre ciencia ficción irreal, ciencia ficción filosófica e irrealismo sombrío.

La ciencia ficción irreal es aquella forma de ficción científica que mezcla el desconcierto de un relato irreal con los conocimientos o los métodos que usa la ciencia. Este tipo de relatos parten de la pregunta: ¿Cómo sería la ciencia ficción de Kafka? Este contacto entre lo irreal y la ciencia se da pues esta ultima posee un fundamento aun por dilucidar y algunos de esos ejemplos no intuitivos los ha brindado la mecánica cuántica. Aun con los significativos logros en el campo científico se tiene una naturaleza misteriosa y una matemática incompleta o curiosa, según lo indican el estudio de los axiomas ( Gödel ) o los números imaginarios, a los que Leibniz se refería como estar entre el ser y el no ser. Pero lejos de ser una carencia expresa una belleza que se origina en el deseo de seguir investigando el universo. En un relato de ciencia ficción irreal el conocimiento científico puede usarse para alcanzar efectos irreales donde se puede jugar con la teoría. Se pretende usar la belleza del desconcierto como lo hizo Escher, para expresarse artísticamente y reflejar así la conclusión de Queneau: “Toda la ciencia, en su forma más acabada, se presenta como técnica y como juego. Es decir, como se presenta, ni más ni menos, la otra actividad humana: el Arte”. Ese juego con la irrealidad funciona siendo un estimulo para buscar la comprensión del mundo. El desconcierto o el asombro es el primer paso hacia el conocimiento y pertenecen a la irrealidad o el absurdo con la que se construye la ciencia ficción irreal.

La ciencia ficción filosófica puede contener a la anterior, pues la ciencia ficción irreal puede provocar en sus creaciones las reflexiones sobre los problemas fundamentales del hombre o del universo. En la ciencia ficción filosófica encontramos la conjunción de la ciencia y la filosofía donde esta última se desarrolla mediante el uso del conocimiento científico incidiendo en los métodos de la ciencia para realizar un juego ficticio de sus fundamentos. Se debe señalar con esto que la ciencia ficción puede ir por esa vía también aunque desde sus inicios, como señala Adam Roberts la mayor parte de la ciencia ficción ha sido en realidad  tecnología ficción. En esta ficción filosófica de la ciencia están las obras en los que en su esencia argumental fusionan la ciencia y la filosofía como el caso de La última pregunta de Asimov o Los nueve mil millones de nombres de Dios de Arthur Clarke, en los que se trata el destino del universo. Se considera además las obras que se refieran a los fundamentos de la ciencia con teorías o explicaciones ficticias para poder reflexionar, con esas invenciones, acerca de la filosofía de la ciencia y la epistemología. Para realizar una ciencia ficticia se tendría que recurrir a fenómenos ficticios que ayuden a una nueva teorización dentro del universo del relato.

 

Giulio Guzmán

guzmanarce720@gmail.com

facebook-logo-f-sqaure1 simulador irreal blog